Los pensamientos repetitivos y circulares se producen cuando aparecen ideas, creencias de manera constante, en relación con un futuro pesimista, amenazante y preocupante, o a un pasado penoso y frustrante. 

 

Estos pensamientos te enganchan en un bucle constante, dando vueltas a las mismas ideas y preocupaciones sin resolverlas, añadiendo más malestar cada vez. La consecuencia de mantener esto, es que te bloquea y no te permite hacer nada, y terminas por abandonar áreas importantes de tu vida, que no te gustaría perder. 

 

Estos pensamientos tienen como foco el recuerdo o la anticipación de sucesos que no pueden cambiarse (hechos del pasado) ni solucionarse (planes de futuro frustrados) en el que momento en el que te encuentras ahora (el presente).  

 

Dicho de otro modo, pre-ocuparse no es ocuparse de las cosas y, como tal, no sirve para cambiarlas, sino para agravar el malestar y la desesperación que sientes. 

 

Aun así, no puedes dejar de preocuparte pensando y repensando, dando vueltas y vueltas a esos pensamientos que asaltan tu mente y que tratas de sofocar buscando una solución.  

 

Para ayudarte a manejarlos eficazmente, evitando “darles vueltas a los pensamientos”, te proponemos ver el siguiente vídeo:

“Entiende tu mente”. Metáfora del autobús 

 

 
 

Acepta que siempre va a haber pensamientos en tu cabeza, y que vas a tener que convivir con ellos. Pero no puedes dejar que tomen el control de ti, porque te alejan de tu objetivo de hacer lo que es importante para ti y puedas decidir por ti mismo. 

 

Y si lo deseas, otro vídeo más, para entender cómo funciona tu mente…

 

Metáfora de la ventana